Dos manos para el Día de la Juventud Internacional

Ganó dos licitaciones: Ralf Heller diseñó el key-visual para el Día de la Juventud Internacional 2019, así como el logo para el Día de la Juventud Europea 2009. En la entrevista explicó sus ideas y la diferencia entre logo y key-visual.

Ralf, el lema del DJI 2019 es "Heme aquí". Has diseñado un key-visual para este evento. ¿Qué es, en realidad, un key-visual?

Ralf Heller: Un key-visual es, si se traduce uno a uno, una llave o una referencia visual. Normalmente se lo utiliza en campañas. Cuando se quiere promocionar un evento, un objeto, un producto o una marca en una campaña con diferentes pautas, se busca una llave visual. El key-visual sirve de guía para un enunciado central, una marca o un producto. Esta referencia visual aparece siempre, en todos los medios de publicidad, en todos los canales de comunicación.

¿Para qué necesita el Día de la Juventud un key-visual?

Hoy en día todos somos inundados con comunicación en el sentido de publicidad. Un key-visual sirve, al igual que un logo, para que reconozcamos fácilmente la firma X, el producto Y o la institución Z. También es imprescindible para un evento de magnitud como el Día de la Juventud Internacional.

Un logo habitualmente sabemos lo que es. ¿En qué se diferencia un key-visual?

Los logos son utilizados por marcas y empresas, por ejemplo también por la Iglesia Nueva Apostólica. El logo apoya gráficamente tu marca, tu imagen. Los productos en sí en realidad no tienen un logo, sino un nombre del producto. El key-visual apoya los contenidos que deben ser comunicados en una campaña publicitaria, que por lo general tiene un tiempo limitado. Lo singular es que por medio de un key-visual se puede cargar emocionalmente una campaña.

Has sido el ganador en la selección del logo para el Día de la Juventud Europea 2009. ¿Por qué esta vez no hay logo, sino un key-visual?

El encargo de trabajo de entonces fue desarrollar un logo para el Día de la Juventud Europea. Por qué esta vez no se pidió un logo, es un reconocimiento al que se llegó en aquel momento. El logo del Día de la Juventud Europea se utilizó adicionalmente al logo de la Iglesia. Pero si haces un logo para el Día de la Juventud Europea que contiene una cruz, siempre estará en competencia con el logo de la Iglesia Nueva Apostólica que al tener el emblema también contiene una cruz.

Por eso, dos cruces. ¿Esa es la razón del key-visual?

Sí. Cuando el logo de la INA y un nuevo logo siempre aparecen juntos, ambos deben ser armónicos. Esto sólo funcionaba parcialmente con el logo del Día de la Juventud Europea. Hacer ahora un key-visual y llamarlo así como dice el encargo de trabajo, es conveniente, de todas maneras.

¿Fue muy diferente la tarea para ti en comparación con la del Día de la Juventud Europea o había similitudes?

Yo la sentí como muy diferente. Cuando la asignación de tareas es desarrollar un key-visual, tienes elementos que forman parte del encargo: un lema, el logo de la emisora, la INA, o informaciones adicionales. Estas cosas son variables. Los debes plasmar en un póster en orientación vertical y orientación horizontal. El logo sólo es un componente de la comunicación completa.

De vuelta al lema "Heme aquí". ¿Qué fue lo primero que se te ocurrió sobre el lema?

Que no es fácil encontrar un key-visual pegadizo para un lema tan general como "Heme aquí". Eso funciona solamente cuando te quedan en claro los diferentes niveles del significado del lema. Comienza con la acentuación. Entonces se pone interesante reflexionar, investigar, leer, de dónde viene el lema y qué se oculta detrás de él. ¿Quién lo dice a quién y por qué? Primero se me ocurrió alguien que necesita ayuda. Entonces de inmediato se vienen a la mente amigos que dicen: heme aquí, aquí estoy.

En la selección del logo para el DJE terminaste como el favorito. ¿Te puso esto bajo presión?

No, realmente no, para nada. No vi ninguna vinculación, porque ya pasó mucho tiempo. No tenía más expectativas puestas en mí que con mi trabajo de siempre. Cuando leí el lema "Heme aquí" y el encargo de trabajo de diseñar un key-visual, no se me vino una idea de inmediato.

¿Cómo emprendiste la tarea?

"Heme aquí" es para mí, sin duda, Dios el que lo dice. Pero, asismismo, es el creyente. Para mí hay dos formas de mostrarlo en una imagen, ya sea con una figura o con gestos. Después me pregunté cómo representaría el lema con una pantomima, entonces se me ocurrieron las manos. Con este motivo, probé mucho: las manos deben sostenerse de manera que digan "Heme aquí", que sean manos amables, no como cuando uno le da dinero a otro. Manos de abajo o de arriba también las probé, pero en seguida parecían como en un festival o como si alguien desde arriba esparciese semillas. Al final surgió que las manos vengan desde los costados y casi tenían que encontrarse. Este motivo funciona tanto en posters como también en remeras impresas, tazas o cosas similares. Eso me convenció, es lo que luego envié.

Según las premisas, el azul y el naranja hubiesen sido posibles como colores. ¿Cómo que elegiste solamente el azul?

Tomé rápido la decisión de no combinar el azul y el naranja, como aquella vez en el Día de la Juventud Europea. Por eso mis primeros proyectos los hice duales, en el universo de los colores azul y anaranjado. También para estudiar si en realidad funcionaba así. Puede ser que el layout de un póster lo hagas azul y que en naranja no esté tan bueno o tenga otro efecto y por lo tanto, otro enunciado. El azul, por ejemplo, es uno de los colores más populares en todo el mundo. El naranja es un color de señales. No por nada los chalecos de prevención son naranjas o los camiones que recogen la basura son naranjas.

¿Sobre qué otra cosa reflexionaste?

Una fue hacerlo más sobrio y formal. Necesito un símbolo que establezca la localización o describa la localización, en el sentido de "Heme aquí". Entonces tomé como marco este Google-pin, que se encuentra en todos los mapas de navegación. Ambos proyectos se veían súper geniales, uno era sobrio y el otro con más carga emocional.

¿A qué proyecto hubieses apostado?

Hubiese apostado a ambos, sólo que en el pin tenía el sentimiento de que no se adaptaba tanto a la Iglesia. El pin refleja ante todo el aspecto de establecer la localización, pero faltan el creyente y Dios. Entonces la propuesta es unidimensional. Las manos tienen claramente más niveles de significado y además obran más emocionalmente. Por lo tanto, estoy contento que se tomó la decisión por las manos.

Has sido uno de los primeros en ver el lema, por lo que lo has analizado intensivamente. ¿Qué esperarías entonces como joven de este lema?

Como joven esperaría que el lema sea efectivo. Quisiera sentir durante el Día de la Juventud que Dios me dice: Heme aquí.


El key-visual para el Día de la Juventud Internacional 2019 se encuentra en www.iyc2019.org en inglés, alemán, español, portugués y francés listo para ser descargado
.

Información del artículo

Autor:
Fecha:
Palabras claves: