La tempestad se convierte en un maremoto: la nueva Biblia de Lutero está casi lista

El 16 de septiembre habrá llegado el momento. La nueva revisión de la Biblia de Lutero en idioma alemán debe estar terminada para esa fecha. Unos 1.500 pasajes del Antiguo y del Nuevo Testamento estarán cambiados, pero su carácter familiar debe quedar preservado. nac.today brinda una breve reseña:

“El lloro y el crujir de dientes”, una de las más conocidas frases creadas por Lutero, seguirá estando en la nueva versión. Gracias a Dios, dicen los seguidores del lenguaje de Lutero. Al fin y al cabo, según su credo, la Biblia de Lutero es sinónimo de un uso dinámico del lenguaje. Aunque hay muchos conceptos cotidianos, siempre sale a luz lo especial, lo santo. Esto no por último habla a favor del genio lingüístico de teólogo alemán más famoso.

Martín Lutero como creador del lenguaje

El reformador Martín Lutero (1483-1546) había comenzado en 1521 con la traducción de la Biblia al alemán. De incógnito, como el “Caballero Jorge”, se propuso en el castillo de Wartburg traducir primero el Nuevo Testamento. En septiembre de 1522 fue publicada la primera edición (también llamada “Testamento de Septiembre”) y ya en diciembre de 1522 la segunda con algunas correcciones. En los años siguiente tradujo y publicó paso a paso el Antiguo Testamento. En 1534 apareció la primera edición completa.

Antes y después de Lutero hubo naturalmente numerosas traducciones de la Sagrada Escritura. Pero la habilidad del reformador y sus ayudantes fue ante todo “fijarse en la boca de la gente”, como Lutero mismo formula. Surgió así una traducción que no sólo estaba dirigida directamente al lector y al oyente, sino que también contribuyó a la homogeneización del alto alemán dejando fuera los dialectos regionales.

Vinculante para la Iglesia Nueva Apostólica

En las comunidades nuevoapostólicas de todo el mundo hay una serie de versiones oficiales que fueron aprobadas por la Dirección de la Iglesia para ser utilizadas en los Servicios Divinos y para los textos litúrgicos. Entre ellas se destaca la Biblia de Lutero, usada en las comunidades de habla alemana, confirma el Evangelista Dr. Reinhard Kiefer, el asesor teológico de la Dirección de la Iglesia.

Y esto desde siempre: “Según tengo conocimiento, ya se usaba en los tiempos de la comunidad católica apostólica. Esto seguramente está relacionado con que ante todo se sintió vinculada a la Reforma así como la sostuvo Lutero”. Por eso, las demás traducciones de la Biblia al alemán, según dice Kiefer, nunca lograron tener la autoridad que alcanzó la traducción de Lutero. “Y esto a pesar de que sin duda también se usaban Bruns, Albrecht y otras”.

¿Para qué se necesitan revisiones?

Ya en su tiempo de vida el mismo Lutero revisaba su traducción una y otra vez. Lo hizo hasta su muerte acaecida en el año 1545. La edición de ese año –llamada “De última mano”– por mucho tiempo nadie se animó a tocarla básicamente. Hasta que unos 500 años más tarde el idioma alemán había cambiado tanto que se hizo imprescindible una revisión. Además se habían producido muchos nuevos conocimientos científicos sobre los idiomas originales griego y hebreo, así como hallazgos de antiguos manuscritos. Aparecieron entonces en 1892, 1912 y 1984 las tres grandes revisiones.

Ahora está por venir una nueva traducción revisada. No habrá fuertes intromisiones en el texto de la traducción del 84, se dice. Son más bien pequeñas correcciones que recién llaman la atención en una segunda lectura. Así, en el futuro, la historia de la tempestad que es calmada por Jesús (Mateo 8:23-37) hablará de un maremoto, porque el texto original griego cita aquí el concepto “seismos” – sismo, una sacudida del mar o maremoto que puede causar olas altas y que levanta temor en la gente.

500 años de la Reforma

La Biblia revisada de Lutero ocupará un lugar especial en la celebración de los 500 años de la Reforma. El resultado de la revisión será entregado el 16 de septiembre en el castillo de Wartburg al Director del Consejo de la Iglesia Evangélica de Alemania. A continuación será enviado a la Sociedad Bíblica Alemana en Stuttgart, desde donde se coordinarán los preparativos para su impresión. La Bibla tendrá una presentación totalmente nueva, incluso se ha planeado una nueva tipografía, se dice. Su publicación está planificada para octubre de 2016.

Hasta el año 2001, la Iglesia Nueva Apostólica utilizaba en el ámbito de habla alemana la edición de 1912 como base para la prédica, y desde entonces es la versión de 1984. Cabe acotar aquí que para el idioma español se utiliza la Biblia Reina Valera revisión 1960. ¿Si la última revisión de la Biblia alemana también ingresará a la Iglesia Nueva Apostólica? Al respecto dice el Dr. Kiefer: “La revisión de 2017 tendrá que ser estudiada para poder decidir luego si reemplazará a la del 84. Aquí todavía no se ha tomado ninguna decisión”.

Información del artículo

Autor:
Fecha:
Palabras claves:

Peter Johanning
5.08.2015
instrucción doctrinal