En el sur comienza la "Concepción Cuidado"

Una nueva concepción, un nuevo término: en la Iglesia Nueva Apostólica Alemania del Sur comienza la "Concepción Cuidado". Los siervos, los responsables de la dirección y los maestros en las clases que se dictan en la Iglesia se adhieren con su firma a un código de conducta para su accionar. ¿De qué se trata?

Esencialmente se trata de la prevención de violaciones, abuso sexual y violencia, ante todo a niños y jóvenes. Tales medidas de prevención se efectivizan a través de informaciones esclarecedoras, lineamientos y eventos de sensibilización y de capacitación tendientes a alentar el trato cuidadoso a niños y jóvenes. Un elemento de la concepción es el código de conducta que cita concretamente en diez puntos concisos que todo aquel que lo firme hará todo lo posible para que los niños y los jóvenes tengan dentro de la Iglesia un espacio protegido y seguro.

Deseo de un trato respetuoso

En todas las capas sociales está muy difundido el transgredir los límites en el trato con menores de edad. Los profesionales confirman que alrededor del 25 por ciento de las niñas y del 10 por ciento de los varones sufren abusos sexuales antes de alcanzar los 18 años. La Iglesia no quiere y no puede pasarlo por alto. Aquí, con el concepto "Cuidado" queremos caracterizar el trato de unos con otros, es decir tratar a los demás cuidadosamente, con delicadeza y respeto. Hay que "ser cuidadoso" también con uno mismo; protegerse a sí mismo de caer en situaciones que podrían interpretarse erróneamente.

El código de conducta es vinculante para todos los siervos activos y para todos los miembros de la Iglesia que cumplan una tarea en la Iglesia concerniente a la atención de niños y jóvenes o bien que en las tareas que realizan en la Iglesia tengan algún contacto con niños y jóvenes, es decir también para todos los dirigentes de coro. En definitiva, el código de conducta asimismo supone una exigencia para todos los miembros de la Iglesia, dice en una explicación sobre el tema que se encuentra en el sitio web de la Iglesia regional.

La Dirección de la Iglesia regional es la responsable del concepto. De esa manera, el mismo queda establecido desde la dirigencia. Un grupo de trabajo, al que pertenecen Apóstoles, pedagogos y un psicólogo, trabaja en el tema para el Apóstol de Distrito y los Apóstoles. Ha elaborado cada segmento de la concepción y los ha acordado con la Dirección de la Iglesia.

Conformidad mediante una firma

¿Qué hace este grupo? La vocera de la Iglesia, Susanne Raible, describe así alguna de sus funciones: "Primero se realizan seminarios de un día de duración para los encargados del dictado de clases de nuestras áreas de Apóstol dirigidos por profesionales en la prevención, a continuación tienen lugar presentaciones escénicas a cargo de un grupo teatral. Han sido capacitados los multiplicadores o bien todavía se los está capacitando, aquellos que después realizan los eventos en los distritos para los siervos y todos los encargados de los niños y de la juventud. Todo esto no se puede lograr en 2016, también habrá estas reuniones iniciales en 2017".

Un segmento importante dentro de la "Concepción Cuidado" es el código de conducta: "La circular del Apóstol de Distrito que lo acompaña fue al mismo tiempo el punto de partida para su publicación en el sitio web de nuestra Iglesia regional", dice Raible. El próximo paso es el envío de la documentación a todos los siervos, todos los maestros de preescuela dominical, escuela dominical, clases de religión y Confirmación, a todos los que se dedican a acompañar a la juventud y a los dirigentes de coro. "A ellos el código de conducta les llegará por correo en papel, individualizado con nombre, apellido y comunidad, y les solicitamos que lo firmen". Después de firmar los documentos, estos son escaneados y archivados en la administración de datos. En el caso de una primera ordenación o de un primer encargo para realizar una actividad con niños y jóvenes, o bien como dirigente de coro, en el futuro se firmará de inmediato el código de conducta y se lo archivará.

No por desconfianza sino por prevención

"La introducción del código de conducta no es expresión de desconfianza hacia las personas", subraya el Apóstol de Distrito Michael Ehrich, responsable de la Iglesia regional Alemania del Sur. Hasta ahora se basó, y lo seguirá haciendo, en que todos los portadores de ministerio y los hermanos y hermanas en la fe sientan el deseo de ser "cuidadosos" y actuar en el sentir del Evangelio. No obstante, quería poner una señal y exhortar a todos para que colaboren activamente apoyados en su responsabilidad por el bienestar de niños y jóvenes para su protección.

El código de conducta también ayuda para ganar seguridad en el trato con los niños y la juventud y para tener un parámetro para que su propio accionar sea cuidadoso. "A través del mismo también se protege a los siervos y a aquellos que cumplen determinadas funciones, por ejemplo de cometer actos de violación por desconocimiento o por no apreciar con claridad la trascendencia del tema".

Se introduce un certificado de buena conducta más amplio

Mirando hacia el futuro: hacia fines de este año se exigirá en Alemania del Sur un certificado de buena conducta ampliado. Esto es válido en primer lugar para todos los dirigentes de comunidad, dirigentes de distrito, Obispos, Apóstoles y el Apóstol de Distrito activos. Además, cada hermano que será ordenado en su ministerio y aquellos que serán encomendados como maestros o acompañantes de la juventud, tendrán que entregar de ahora en más un certificado de buena conducta.

Foto: Africa Studio - Fotolia

Información del artículo

Autor:
Fecha:
Palabras claves:

Peter Johanning
9.07.2016
estructura, vida en la comunidad