Exitosa en la diversidad

Cuando dos lectores conversan sobre community, no necesariamente están hablando de la misma revista. Y eso es intencional. Echamos una mirada al amplio espectro de una única revista.

Community, la revista internacional para los miembros de la Iglesia Nueva Apostólica, se publica en más de 70 países en todo el mundo como revista impresa o como archivo digital. Pero community no es la misma community. Hay innumerables variantes, formatos y, sobre todo, muchas maneras de llegar a los lectores.

Bien organizada y coordinada con los principales dirigentes de las Iglesias regionales, community cumple los diversos requisitos de una revista común para toda la Iglesia: en Brasil, así como en Sudáfrica, en Armenia y también en Papúa Nueva Guinea.

El contenido: compacto, completo o regional

Todas las variantes de la revista para los miembros tienen algo en común: la carta del Apóstol Mayor a sus hermanos en la fe, los impulsos espirituales de un Servicio Divino y los artículos sobre la doctrina de la Iglesia y la fe vivida. Esta edición compacta de doce páginas se llama “community básica”. Puede leerse como una edición independiente y también sirve como portada para otras versiones diferentes.

En sus 32 páginas, la “community completa” ofrece aún más contenido: para los niños hay historias bíblicas e informes de jóvenes cristianos de diferentes países del mundo, para jóvenes y mayores hay una selección de noticias de las 60.000 comunidades, así como informes de viajes del Apóstol Mayor en los que siempre se alternan cada uno de los continentes. La Iglesia Nueva Apostólica Internacional en colaboración con la propia Editorial Bischoff producen la “community básica” y la “community completa” y las ponen a disposición de las 15 áreas de Apóstol de Distrito trimestralmente en inglés, francés y español.

Y luego están las ediciones regionales: Las redacciones nacionales complementan la revista internacional con sus propios informes. Esto incluye información de las comunidades, cartas de los Apóstoles e indicaciones sobre fechas y horarios de las Iglesias locales. Buenos ejemplos de estas ediciones regionales se pueden encontrar en Brasil, Sudáfrica o los países africanos como Ghana, Nigeria y Sierra Leona, estas últimas publicadas por la Iglesia regional responsable de ellos, que es Alemania del Sur.

El formato: pequeño, grande, colorido, monocromo

La Dirección internacional de la Iglesia pone a disposición casi 50 variantes: en los formatos DIN A4, carta y 210x280mm, con y sin marcas de corte, monocromáticas y multicolores. También se tienen en cuenta las diferentes necesidades de los países: Algunos imprimen en grandes prensas offset, otros tal vez solo en pequeñas impresoras. Y entonces el papel –considerado a escala mundial– a veces es más pequeño, otras veces más grande. Community se lleva bien con todos. El diseño flotante lo hace posible.

El camino al lector: como variante en papel o digital

Community es el portavoz de la Dirección de la Iglesia, especialmente en las regiones del mundo donde el acceso a Internet no está disponible o es limitado. Además de los muchos ofrecimientos en línea de la Iglesia, como sitios web, portales y aplicaciones, la revista completa la comunicación. Actualmente, community se distribuye en 12 áreas de Apóstol de Distrito, algunas de las cuales tienen secciones editoriales independientes. Además del español, el francés y el inglés, community se ofrece también en árabe, chino, indonesio, japonés, georgiano, croata, letón, portugués y muchos otros idiomas. Una versión digital de algunos de ellos también está disponible en el archivo de community en nac.today, de forma gratuita y para que todos puedan descargarla.

Para la distribución, las Iglesias locales usan todo lo que hacen posible las estructuras de la Iglesia: community se distribuye por paquetes, cartas y personalmente. Y la versión digital no solo está disponible para su descarga en los sitios web, sino que también se transporta a los creyentes por correo electrónico, WhatsApp y otros servicios de mensajería.

La colaboración: a través de las fronteras

La colaboración entre las redacciones se desarrolla en forma tranquila y fluida. Hay una red mundial de editores, diseñadores gráficos, traductores y expertos en comunicación que se encarga de las distintas ediciones de community. Un clásico proyecto de integración, que al final vuelve a mostrar que no es necesario sacrificar la individualidad y las necesidades locales.

Sin embargo, lo que no está indicado es detenerse. John Kyalo, corresponsal de nac.today en África del Este, escribe que sería importante para los miembros de la Iglesia en África del Este una traducción al suajili. Y los Apóstoles de Distrito Michael Deppner y Tshitshi Tshisekedi de la República Democrática del Congo están considerando cómo pueden poner a disposición los contenidos a los 3 millones de hermanos en la fe.

Viviana Aloy, de Argentina, añade que los lectores leen con gran placer especialmente los artículos de enseñanza sobre la doctrina de la fe. Una tarea de community que seguirá teniendo un peso particular en el futuro. Esto también se puede ver en el uso de artículos de community en los debates de pequeños grupos en los días de semana en los EE. UU.: conversar sobre la fe, intercambiar ideas y tomar impulsos, también está incluido en el programa de community.

No es casualidad que la revista se llame como se llama: “comm” hace referencia a comunicación, “unity” a la unidad de la Iglesia a través de todas las fronteras nacionales y “community” a la comunidad que forman los propios creyentes.

Información del artículo

Autor:
Fecha:
Palabras claves:

Oliver Rütten
3.08.2020
medios