En foco 17: Alegría: confianza apacible en Cristo

Vivir alegría en Cristo cuando vemos que el mal aumenta en la sociedad. ¿Va eso? El Apóstol de Distrito Joseph Ekhuya (África del Este) dice que sí. En el marco de la serie "Los Apóstoles de Distrito escriben sobre el lema del año" explica las posibilidades.

La alegría es un sentimiento de dicha y satisfacción, que surge del sentimiento de confianza y seguridad sobre una situación. Es una voz suave dentro nuestro que dice: "Todo va a ir bien".

Al final de la parábola de la oveja perdida dijo Jesús: "Os digo que habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento".

En su poema –Las noventa y nueve– Elizabeth Clephane intentó expresar esta alegría en la parábola de la oveja perdida (Lucas 15). Y fue muy exitosa, pues el poema ya sobrevivió más de cien años. La parte más maravillosa es el final. Allí dice reiteradamente: "¡Regocíjense, porque el Señor trae de regreso lo que le pertenece! ¡Regocíjense, porque el Señor trae de regreso lo que le pertenece!".

Vivir alegría en Cristo no significa que por el momento justamente nos vaya bien, es más bien una certeza interior de que Jesús sabe todo y que se ocupará de todo. Tan sólo esta certeza nos da fuerzas. Cuando vemos que el mal va en aumento en nuestra sociedad, muchas veces nos angustiamos. Pero nos alienta saber que Jesús lo sabe. Él vendrá otra vez y llevará todo a un maravilloso final.

Sigamos ofrendando y dando testimonio hasta que el Señor haya agregado la última alma. Entonces podremos oír las palabras: "Buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor".

Información del artículo

Autor:
Fecha:
Palabras claves:

Joseph Opemba Ekhuya
15.09.2015
lema , District Apostle