“Todos deben saberlo: ¡Esto no lo toleramos!”

La Iglesia Nueva Apostólica condena enérgicamente la violencia y los abusos sexuales. Una señal clara llega ahora justamente de Sudáfrica. Ayer se ocupó de ello la asamblea de Apóstoles de Distrito África.

Los dirigentes nacionales de las Iglesias regionales representadas en África se reúnen regularmente para una asamblea continental. Un gran tema fueron ayer los nuevos lineamientos contra el abuso sexual en la Iglesia regional África del Sur.

Señal para la sociedad y los hermanos

¿Por qué nuevos lineamientos? Porque es necesario. La cultura “de lo que no se habla, no existe” ya no se puede tolerar. La cantidad y gravedad de los casos, como indican las estadísticas criminales de Sudáfrica, son alarmantes.

Se necesita que toda la sociedad adopte este tema. “No solo debemos hacer algo, la gente también debe saber que hacemos algo para combatirlo”, expresa el Apóstol de Distrito Kriel de Ciudad del Cabo.

Y el Apóstol Mayor Schneider va un paso más: “¡Las personas, nuestras comunidades y todos los hermanos y hermanas en la fe deben escuchar que la Iglesia Nueva Apostólica no tolera el abuso sexual!”.

Contra toda forma de comportamiento sexual inadecuado

Los lineamientos ponen el marco para el trato “con toda forma de comportamiento sexual inadecuado” por parte de los portadores de ministerio y los hermanos que cumplen tareas en la Iglesia. El documento establece responsabilidades, describe medidas de prevención, instala procedimientos para casos sospechosos y esboza la asistencia espiritual para los involucrados. Comprende 18 capítulos y entrará en vigencia el 1° de mayo de 2020, traducido a todos los idiomas principales de Sudáfrica.

Con plena conciencia habla de comportamiento sexual inadecuado y no solamente de ataques o abusos, pues las medidas no solo están dirigidas a actos punibles, sino también a traspasar límites que no sean punibles. Entre ellos están, por ejemplo, gestos u observaciones, pero ante todo el vulnerar el principio de la asistencia espiritual, algo así como cuando se aprovecha la necesidad de atención de quien busca consejo.

A tal efecto, la Iglesia regional trabaja estrechamente ligada a profesionales de organizaciones reconocidas por el público en general. Si tiene que iniciarse un proceso judicial, solamente deben decidirlo las víctimas. Según la ley sudafricana, siempre se le debe dar aviso a la policía de los casos de conductas sexuales inadecuadas que afecten a menores.

Protección especial para niños y jóvenes

Otras Iglesias regionales también conocen formas similares de abordar el tema. Por ejemplo, la Iglesia Nueva Apostólica Alemania del Sur llama su principio “Concepción Cuidado”, en el que sensibiliza a los responsables de todos los niveles con respecto a los aspectos de riesgo. Entre las medidas preventivas adoptadas allí está un compromiso voluntario, así como la entrega de un certificado policial ampliado de buena conducta. Esto rige para todos los portadores de ministerio y todos los maestros y responsables de niños y jóvenes.

Un abogado externo evalúa lo registrado en los certificados basándose en la legislación de asistencia al niño y al joven. Si existiese la mención de abusos sexuales, se lo informará exclusivamente al Apóstol de Distrito. Este se ocupará de que la persona involucrada ya no cumpla tarea alguna dentro de la Iglesia en la que entre en contacto con niños y jóvenes.

Esto lo había presentado el Apóstol de Distrito de Alemania del Sur, Michael Ehrich, en la primera sesión del año de la asamblea de Apóstoles de Distrito internacional en Goslar. Dio un panorama de cada una de las piezas de la concepción e informó detalladamente sobre las experiencias reunidas. Se trata de una actitud interior, acentuó, de generar conciencia para tener un trato lleno de cuidado con los niños y jóvenes.

Información del artículo

Autor:
Fecha:
Palabras claves:

Peter Johanning, Andreas Rother
14.11.2019