Lo mejor de nacworld pertenece a sus miembros

nacworld son miles de líneas de códigos de programación y poderosos servidores. Pero el verdadero corazón de la red está formado por cientos de miles de contribuciones personales, medios de comunicación y noticias. Y la Iglesia ahora los pone a disposición de sus miembros para que los puedan descargar.

La red social de la Iglesia Nueva Apostólica cerrará sus puertas a fines de noviembre de 2020. Todos los miembros de nacworld ahora pueden descargar el contenido de su propia página de perfil, sus propias contribuciones y comentarios, así como los mensajes recibidos y enviados. Podrán descargar este paquete recordatorio durante el período comprendido entre el 5 y el 30 de noviembre.

Todos los datos de vuelta al usuario

El jueves 5 de noviembre de 2020, todos los miembros activos de nacworld recibirán un correo electrónico con un enlace a una página personal de descargas. Allí pueden entrar con los datos de su cuenta de nacworld y descargar sus propias contribuciones. El paquete de descarga contiene todo el contenido desde la existencia de su propia cuenta de nacworld, que en algunos casos ha sido desde el comienzo de la red social en noviembre de 2008.

La descarga contendrá así muchos recuerdos valiosos y la oportunidad de sumergirse una vez más en hasta doce años de historia personal de nacworld.

Despedida anunciada

En marzo de 2020, la Iglesia anunció en nacworld y otros medios que su propia red cerraría a fines de noviembre. Los miembros lo pudieron discutir públicamente, sobre todo en un blog creado especialmente para este fin. El equipo de nacworld respondió a toda una serie de preguntas individuales. Y el portavoz de la Iglesia Peter Johanning también tomó posición repetidamente.

nacworld se puso en marcha inicialmente en 2008 como intercambio de contactos en el período previo al Día de la Juventud Europea. En 2010, la red se abrió a todos los grupos etarios. El número de miembros creció de los iniciales 10.000 a poco más de 40.000. Desde entonces, ha cambiado fundamentalmente el comportamiento de uso de la gente.

Al mismo tiempo, el desarrollo general no pasa de largo a la Iglesia. Las redes sociales con un enfoque temático son menos populares; en cambio, están ganando terreno las redes que operan más allá de temas en particular, como Facebook, Instagram, YouTube. Esto ha tenido un impacto en la actividad de nacworld desde hace mucho tiempo. En los últimos años, se ha involucrado menos del uno por ciento.

La Iglesia se focaliza

Como resultado, la Iglesia está tomando nuevos rumbos en la comunicación, incluyendo el relanzamiento del sitio web nak.org, que ya tiene más de 20 años. Es el órgano de anuncio oficial de la Dirección de la Iglesia internacional y se pondrá en marcha con nuevas funciones y un ofrecimiento de contenidos ampliado. Además, se intensificarán las actividades en las publicaciones en los medios de comunicación social: Facebook, Instagram, Twitter y YouTube. En algunos medios de comunicación se añadirán idiomas adicionales, mientras que en otros se prevén nuevos proyectos de medios sociales.

La Iglesia seguirá teniendo presentes a sus miembros. Con el futuro ofrecimiento estarán aún más cerca la demanda y la oferta, y se seguirá teniendo en cuenta el cambio de comportamiento de los usuarios. Esto incluye no solo varios sitios web y medios sociales, sino también la revista para los miembros community y varias aplicaciones para dispositivos móviles.

Cuando el final es el comienzo

¿Qué quedará de nacworld? Son las muchas amistades que trascienden las fronteras de las comunidades y los países, y también la visión ganada más allá de los límites del propio mundo de pensamientos. Y esto es algo muy personal, que no está ligado a un solo medio, sino que puede ser vivido y experimentado en todas partes y en cualquier momento.

Así que tal vez “lo mejor de nacworld” no es la contribución, la imagen, el mensaje en sí mismo, sino cada uno de los miembros con su don de llegar al prójimo y entrar en un diálogo abierto y respetuoso.

Información del artículo

Autor:
Fecha:
Palabras claves:

Oliver Rütten
2.11.2020
Media, Congregational life