Asistencia espiritual (3): La asistencia espiritual puede sorprender

La asistencia espiritual brinda lo máximo posible al prójimo. Jesucristo muestra que la asistencia espiritual es beneficiosa, produce cambios y alguna vez deja al entorno sin palabras.

Jesucristo llevaba al prójimo en el corazón. Y eso incluso antes de que Él se encontrara con una persona. Dos hechos muestran cómo romper lo convencional y qué efectos concretos puede tener la asistencia espiritual.

Tres veces imposible: La conversación con la mujer samaritana

Jesús, el Rabí judío; ella, la mujer samaritana. ¿Una conversación? ¡Imposible! Los rabinos no hablaban con las mujeres porque no querían ser desacreditados. Además, las mujeres eran consideradas no aptas para mantener conversaciones doctrinarias.

Más allá, la mujer pertenecía al pueblo samaritano: creyentes que rechazaban las Sagradas Escrituras, excepto los cinco libros de Moisés y, por lo tanto, eran considerados muy alejados de la fe israelita. Eran unos incrédulos. Los judíos los evitaban.

Jesús se dirigió a la mujer de todos modos. Una simple petición en el pozo de Jacob en Sicar inició una conversación que cambió la vida de la mujer samaritana: Su ejemplo muestra lo importante antes y durante la conversación de asistencia espiritual:

  • Libre de prejuicios: Estar abierto al prójimo, no tener reservas: Género, origen, intelecto, denominación... A Jesús no le importaban las viejas ideas de clases o el encasillamiento moderno.
  • Estar enfocado en lo esencial: Sin abordar la parte moral, Jesús se las arregló para hablarle sobre lo esencial de la vida. Su pasado y sus posibles transgresiones quedaron fuera.

La mujer samaritana estaba entusiasmada. La mujer creyente salió fortalecida de la conversación y con un humor positivo, llevó a muchas personas con Jesús y realizó trabajo misionero con diligencia. Ella misma tampoco miró hacia atrás, sino hacia su futuro. Incluso hoy en día, la asistencia espiritual puede “contagiar”, fortalecer, hacer concentrarse en lo esencial y animar para el futuro.

En casa con el forastero

En el sistema de aduanas organizado en aquella época bajo el derecho privado, los publicanos o funcionarios de aduanas eran secuaces de los romanos. Sin embargo, no solo cobraban tarifas y cargos justificados, sino también algo más: después de todo, también ellos mismos querían vivir y les gustaba vivir mejor que el promedio.

“¡Un robo!” declararon los creyentes de la Torá y los condenaron: “¡pecadores!”. Todo esto hizo que los publicanos se aislaran socialmente, eran odiados y dejados de lado. Y así Zaqueo tampoco era popular y no estaba en medio de la multitud, sino que se sentó aparte, arriba en el árbol sicómoro, mientras Jesús pasaba.

El “amigo de los publicanos y pecadores”, sin embargo, lo tenía a la vista. El ejemplo de Jesús deja claro que la asistencia espiritual también tiene lugar fuera de lo considerado central:

  • Valorar: Jesús conocía su nombre: “Zaqueo, date prisa, desciende”. Se interesó por él muy personalmente y aprovechó el momento no planeado para reunirse.
  • Tomarse tiempo: Jesús no solo saludó a Zaqueo, no solo le aseguró su consideración, sino que se fue a casa con él. Jesús se tomó su tiempo, escuchó, habló y se quedó hasta el momento del cambio.

Después de una sola conversación con Jesucristo, el publicano reformuló toda su vida. Prometió dar la mitad de sus posesiones a los pobres y devolver cuatro veces los bienes obtenidos ilegalmente. Al igual que entonces, una asistencia espiritual que conmueve puede cambiar a una persona por completo.

La asistencia espiritual significa – ¡Jesús dio el ejemplo!– dejar de lado las muchas cosas obvias como las reservas de la sociedad o los pareceres del prójimo. En cambio, la asistencia espiritual acompaña y fortalece al prójimo, ayuda en los cambios y apunta a la vida eterna. Si esto se logra, entonces una asistencia espiritual libre de prejuicios, enfocada en lo esencial y que valora al otro puede hacer la diferencia y sorprender positivamente al prójimo.



Después de que las primeras partes de la serie sobre la asistencia espiritual mostraran cómo entendía y practicaba Jesucristo la asistencia espiritual, los artículos que siguen tratan sobre la asistencia espiritual a uno mismo y la asistencia espiritual con y sin ministerio.

Foto: fotografaw - stock.adobe.com

Información del artículo

Autor:
Fecha:
Palabras claves:

Oliver Rütten
4.06.2020
vida en la comunidad