Obras que cuentan más que 1.000 palabras de agradecimiento

Regalar las riquezas: Dios da sin límites ni condiciones. ¿Cómo reaccionar a ello? Hubo respuestas el 12 de enero de 2019 en Huambo/Angola. La prédica sobre Romanos 2:4 en citas del Apóstol Mayor.

"Pablo le dijo a los romanos una palabra dura, se podría decir: Sabéis que Dios es rico en benignidad, paciencia y longanimidad, ¡pero no menosprecieis esta riqueza! ¡Debéis apreciar la riqueza de Dios!".

"Dios nos regala salvación en su casa. Nos brinda la posibilidad de entrar en su reino y nos da lo que necesitamos en el Servicio Divino. Veamos en Jesucristo al Salvador que nos da la vida eterna".

"Dios nos regala salvación en su Obra y nosotros nos focalizamos en la salvación que nos regala en la Iglesia".

¿Paciencia? ¡Esfuerzo!

"En su paciencia, Dios no castiga al pecador. Pero como Dios no castiga, algunas personas dicen: 'Esto no es tan malo' y siguen transgrediendo los mandamientos. Están menospreciando la paciencia de Dios".

"Dios tiene paciencia con nosotros, esto lo apreciamos. Aprovechamos el tiempo que Él nos regala para luchar contra el pecado y vencerlo".

¿Gracia? ¡Perdón!

"El que no se esfuerza en perdonar a su prójimo, está menospreciando la gracia que Dios le regala".

"Apreciamos la riqueza de su gracia y le agradecemos por perdonarnos los pecados. Por agradecimiento perdonamos a nuestro prójimo".

¿Ayuda? ¡Servicio!

"Acudimos una y otra vez a Dios diciendo: 'Amado Dios, necesito esto, necesito aquello, dame tu amparo angelical, dame pan para comer, dame salud'. Y Dios responde a nuestras oraciones, nos regala esto y aquello. No digamos: Sí, esto es normal, los demás también lo tienen".

"Apreciamos la ayuda y la bendición que Dios nos regala y le agradecemos poniendo nuestras fuerzas y lo que tenemos al servicio de Dios".

¿Amor? ¡Compartir!

"Dios ama a los seres humanos y los quiere conducir a la comunión con Él. Amemos al prójimo como lo ama Dios. Esto significa desear que nuestro prójimo pueda entrar en el reino de Dios. "De esto se trata el amor al prójimo. Se trata de la salvación del alma de nuestro prójimo".

"Apreciamos el amor de Dios y lo retribuimos. Le demostramos nuestro amor a Él amando a nuestro prójimo y poniéndonos al servicio de la salvación de nuestros contemporáneos".

"El que obra así, será realmente rico en Cristo. El que reconoce como es debido la riqueza de Dios, se acerca a Él".

Información del artículo

Autor:
Fecha:
Palabras claves:

Andreas Rother
6.03.2019
Angola, apóstol mayor, servicio Divino