Pentecostés 2016 – una retrospectiva a la fiesta del agradecimiento

Fráncfort, un lugar lleno de historia; todos los Apóstoles de Europa unidos en una asamblea de Apóstoles, un concierto de Pentecostés especialmente bueno y una gran comunidad festiva viviendo un Servicio Divino de agradecimiento: así quedará en los recuerdos Pentecostés 2016.

El Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider, Presidente internacional de la Iglesia Nueva Apostólica, dice con palabras claras, como estas: muchas personas se manifestarían públicamente, ¿pero quién se manifiesta propiamente por Jesucristo? Muchas personas dirían su opinión sobre todos los temas, ¿pero quién dice públicamente que ama a Jesucristo? La confesión al Señor, a la propia fe, a la Iglesia es una confesión pública: "Si un creyente se queda en casa y no celebra la Santa Cena, Jesucristo tiene un testigo menos. Se acalla una voz que dice: ¡también yo creo en Jesucristo! […] En un mundo donde tanta gente se esfuerza tanto para dar a conocer su opinión, este es el camino que Jesucristo mismo ha establecido: si realmente quieres confesar que Jesucristo es tu Dios, tu verdad, tu camino a la redención, entonces celebremos la Santa Cena". Mostrar en qué creemos y qué es importante para nosotros, estuvo bien al comienzo del mensaje de Pentecostés 2016. ,

Asamblea de todos los Apóstoles europeos

Habían venido todos los Apóstoles europeos. Ellos se encontraron el sábado por la mañana en una asamblea de Apóstoles. Temas hay suficientes. Esta vez la máxima autoridad de la Iglesia habló con ellos sobre la interpretación de ministerio en la Iglesia. En el concierto de Pentecostés hizo en su alocución una breve mención de que los Apóstoles también oraron juntos, mucho e intensamente: por la Iglesia, por cada comunidad, por cada uno y por el futuro.

Un concierto de Pentecostés bien logrado

El concierto de Pentecostés les salió extraordinariamente bien a los artistas: viejos maestros y cantos nuevos se combinaron en un programa muy variado. También estuvieron presentes doce niños de Ciudad del Cabo alegrando a los numerosos oyentes. "Ven, Espíritu ven" de Nigel Isaacs cautivó al público. Todos los cantos y todas las obras estaban dirigidos al día de Pentecostés. El Apóstol Mayor en descanso Wilhelm Leber, a quien su sucesor en el ministerio pidió que se acercase al micrófono para una palabra final, elogió a los protagonistas: "Me gustó especialmente la gran variedad del programa". Y aunque hubo una variedad de estilos, todo estuvo orientado al Espíritu Santo, destacó.

Pentecostés 2016: una fiesta de agradecimiento

Pentecostés, expresó el Apóstol Mayor Schneider, es la fiesta del agradecimiento. Agradecer por el envío del Espíritu Santo, por la permanencia de la Iglesia de Cristo, por cada palabra de Dios, por la posibilidad de celebrar juntos la Santa Cena. Y miró hacia el futuro: el que confiesa hoy a Jesucristo, lo confesará en el cielo. Básicamente este es el incentivo de los cristianos en todo el mundo: confesar a Jesucristo y llegar al cielo.

Cifras y hechos

A 2.000 participantes les dio cabida la sala "Armonía" en el predio ferial de Fráncfort. Un poco más de 150.000 participantes estuvieron conectados por satélite en numerosos países europeos, desde Armenia a Portugal, desde Italia a Islandia. Hubo espectadores también fuera de Europa.

En Fráncfort participaron del Servicio Divino algunos de los huéspedes invitados, como el Ministro de Cultura, Profesor Dr. Ralph Alexander Lorz.

Información del artículo

Autor:
Fecha:
Palabras claves:

Peter Johanning
19.05.2016
#nacpentecost