No abandonar la promesa

¿Puede una persona olvidar su formación, su profesión? Parece imposible. ¿Y en la fe? El Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider recuerda el llamamiento, la promesa y una tarea.

“Transmite esta promesa, transmite este llamamiento. ¡No abandones!”, pidió el Apóstol Mayor Schneider el domingo 16 de septiembre a los creyentes en Merlebach (Francia). “Si quedamos fieles a Jesucristo, Él nos bendice y nos convierte en fuentes de bendición. Llevamos en nuestro corazón el deseo de transmitir su promesa a las generaciones futuras”.

El dirigente de la Iglesia basó su prédica en la palabra de Génesis 12:1-2: “Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición”.

Por siglos las personas transmitieron la promesa de Dios. “¿Y nosotros, hoy, 2018, porque las cosas se pusieron difíciles, porque es incómodo –pues es solo eso, solo es incómodo, no es insoportable, solo es incómodo– y nosotros, nosotros tendríamos que abandonar? Esto es imposible”.

Información del artículo

Autor:
Fecha:
Palabras claves:

Oliver Rütten, Kevin Glor-Ockert
19.12.2018
apóstol mayor, servicio Divino, vida en la comunidad